¡ BIENVENIDOS AL BLOG DE LA RES;. LOG:. SIMB:. RENOVACION 61 !

QQ:. HH:. con mucho agrado me permito poner a su disposición, este blog, un espacio cibernético donde podemos exponer con Libertad, Tolerancia y Respeto, el Ser y Sentir de los HH:. de Renovación 61, de tí depende su crecimiento y contenido, te invito a participar tanto con tus Trazados de Arquitectura, como con tus comentarios. ¡ Bienvenidos QQ:. HH:.!

miércoles, 15 de febrero de 2012

R:. E:. A:. A:. EL ARA, SU DESCRIPCIÓN Y SU INTERPRETACIÓN

TEMA 6
Todos sabemos que el Espiritualismo humano, es propio de todas aquellas personas que adoptan o practican las creencias admitidas por las Religiones o Sectas; en consecuencia, quiere decir que aceptan determinados Rituales, cuyas tendencias sagradas, se desarrollan de conformidad con los USOS y las COSTUMBRES de los Pueblos, o de las diferentes Razas que habitan la superficie de la Tierra, por eso notamos que existe una gran variedad de sistemas y prácticas religiosas, cuyos dogmas van de acuerdo con el origen de las LEYENDAS que les sirven de base; y así tenemos a los Cristianos, a los Budistas, a los Brahamanes, a los Shintohístas, a los Mahometanos, a los Evangelistas, a los Paganos, a los Sabeístas, a los Idólatras, etc.
Pero seguramente que todas las Religiones y Sectas que se practican en la actualidad, en el seno de la Sociedad Mundial, es probable que llevan en su esencia, un fondo MORAL y ESPIRITUAL, tendiente a dirigir a la conciencia de los hombres, por el camino de la RECTITUD y del BIEN, aún cuando de todas maneras, algunas de ellas, resultan de IDEAS RETARDATARIAS, OSCURANTISTAS o un tanto INMORALES, por cuyo motivo, sólo tienen eco, cuando se trata de explotar el FANATISMO DE LOS CREYENTES o a la torpeza de la gente IGNORANTE, a la que es fácil engañar con falsos sofismas, para mantenerla en un estado de inconsciencia intelectual, cosa que les permite inculcar con relativa facilidad sus CREENCIAS erróneas, esclavizando así, el PENSAMIENTO HUMANO.
Sin embargo, nosotros los Masones a los que muchas veces se nos confunde, como practicantes de una SECTA o RELIGIÓN, nos corresponde definir de una manera categórica, nuestra verdadera misión, en el seno de la Sociedad Masónica, misma que imparte sus teorías, por medio de conceptos muy elevados, sobre los Principios y las Máximas que propaga, mediante los sistemas SIMBÓLICO y FILOSÓFICO, pero bajo bases y métodos absolutamente comprensibles, para todas las mentalidades y así por ejemplo:  el ritual Masónico, establece y practica sus procedimientos Litúrgicos, de acuerdo con los dogmas que la ortodoxia Masónica propaga a sus adeptos, por medio de enseñanzas MORALES, FILOSÓFICAS y CIENTÍFICAS.
También hay que hacer notar, que para llevar a la práctica todas esas teorías, en el orden netamente instructivo, es necesario desarrollarlas, por medio de CEREMONIALES LITÚRGICOS; y es el motivo por el que se han levantado Templos SIMBÓLICOS a la SABIDURÍA, a la VERDAD y a la VIRTUD, dentro de cuyo ambiente, se llevan a cabo toda clase de trabajos intelectuales, que tienen por objeto, EDUCAR, INSTRUIR y PREPARAR al Iniciado, haciendo uso de aparatos, Útiles, Herramientas, enseres y demás figuras propias de la decoración especial de las LOGIAS MASÓNICAS.
En esta ocasión vamos a tratar lo relativo a la descripción e interpretación de lo que es el ALTAR DE LOS JURAMENTOS, al que también se le da el nombre de ARA, por lo tanto, veremos cuál es el origen, la etimología y el significado de la palabra “ARA”, voz que viene del latín ARA o ARAUS, vocablos que en términos castizos se traducen como ALTAR o PIEDRA DE LOS SACRIFICIOS; aún cuando en Astronomía, se les conoce como sinónimos del nombre que lleva la Constelación Austral, que se encuentra bajo el Signo de Escorpión; además de que en la Mitología también se les conoce como símbolos del FUEGO y del SOL, mismos que personifican a las cabezas de Loro y de Cóndor en el OLIMPO.
Dentro del sistema Masónico, la palabra ARA, se refiere al ALTAR o ALTA-ARA, de ALTUS o ALTURA, que viene siendo el sitio Sagrado que se destina al ejercicio de algunas ceremonias, como la de prestar los JURAMENTOS, depositar OFRENDAS, ofrecer LIBACIONES, ejecutar SACRIFICIOS, quemar INCIENSOS, etc., aunque esta voz es también un sinónimo de PEREGRINO.
En las  Logias Simbólicas, existen cuatro tipos distintos de ARA, la primera, o sea el ALTAR DE LOS JURAMENTOS, consta de una mesa triangular elevada sobre tres Gradines, y se encuentra en el centro del Taller, frente a las dos Columnas de la entrada del Templo y delante del sitial del Venerable Maestro en Oriente, en cada una de sus caras, y arriba de los Escudos de cada una de las Cámaras, lleva grabadas las palabras: “AMANA”, “HUR” y “EUBULUS”, mismas que significan VERDAD, LIBERTAD y PRUDENCIA, en todas las Cámaras al ALTAR DE LOS JURAMENTOS se le destina, como su nombre lo indica, para tomar la proteta a los INICIADOS, a los AFILIADOS y a los REGULARIZADOS, después de haber sido admitidos como miembros activos de las Logias.
La segunda ARA es también de forma triangular, y se le denomina ALTAR DEL FUEGO, se coloca al extremo Sur de la Logia, a la derecha del Primer Experto, pues es de ahí de donde emanan las llamas del fuego, durante el acto de la PURIFICACIÓN simbólica de los recipiendarios, en sus tres caras aparece la figura del SOL, brillando en todo su esplendor.
La tercera, es el ALTAR DE LOS HOLOCAUSTOS al que conocemos como MAR DE BRONCE, se encuentra colocado a la izquierda del Segundo Experto, y como ya sabemos, es un recipiente circular sostenido por DOCE BUEYES, y representa a la inmensidad de los OCÉANOS, como fuente de donde se producen las TEMPESTADES, las TORMENTAS, los Huracanes y en general todos aquellos trastornos que en la atmósfera se manifiestan con intensidad, y que simbólicamente azotan a los Postulantes durante su recepción.
Por último, tenemos el ALTAR DE LOS PERFUMES, también de forma triangular, y en él se deposita el PEBETERO que se usa en Logia, para quemar el INCIENSO, que cubre el ambiente dentro del Templo, al final de las Iniciaciones, en cada una de sus caras, aparece la LUNA en sus tres fases, LLENA, CRECIENTE Y MENGUANTE, se coloca al extremo Sur de la Columna “B” en Occidente.
Pero refiriéndonos detalladamente al ARA o ALTAR DE LOS JURAMENTOS que decora todas las Logias Simbólicas, podemos describirla como una BASE de COLUMNA TRIANGULAR, ya se dijo que se encuentra elevada sobre tres GRADINES; es de color BLANCO, y sus caras ribeteadas de AZUL y ORO, una de ellas mira al Oriente, otra el sur y la tercera al Norte; como ya sabemos, en cada una de sus referidas caras aparece el Escudo que corresponde a las diferentes Cámaras en que trabajan las Logias, por esa razón vemos que sufre las siguientes transformaciones:  sobre la cara que se observa desde ORIENTE, aparece el COMPÁS sobre la ESCUADRA y al centro la letra “M”, como inicial de la Palabra Sagrada del Maestro Masón, sobre este signo aparece escrita en Hebreo, la palabra “EUBULUS”, sobre la cara que ve hacia el SUR, aparece el COMPÁS con una de sus Ramas sobre la ESCUADRA y la otra debajo de ella, al centro se nota la letra “J”, como inicial de la palabra Sagrada del compañero Masón, sobre este Escudo se lee escrita en Hebreo, la palabra “HUR”; y sobre la cara que mira al norte, se ve a la ESCUADRA, colocada sobre las ramas del COMPÁS, con la letra “B” al centro, como la inicial de la palabra Sagrada del Aprendiz Masón, arriba de este Signo se destaca también escrita en Hebreo, la palabra “AMANA”, como ya se dijo antes estas tres voces significan en su orden, PRUDENCIA, LIBERTAD y VERDAD, como virtudes propias de todos los Masones.
Las transformaciones o cambios de posición de los útiles de trabajo, descriptos en el párrafo anterior, corresponden a las tres distintas Cámaras en que trabajan las Logias; y corresponden: la de ORIENTE, a la TERCERA CÁMARA; la del Sur a la SEGUNDA CÁMARA, y la del Norte a la PRIMERA CÁMARA, por esa razón dentro del Templo existen esas tres columnas, en que toman asiento los Maestros, los Compañeros y los Aprendices.
Pero hay también que hacer notar, que no deben confundirse a los Escudos de ninguna de las TRES CÁMARAS en particular, con el ESCUDO MASÓNICO adoptado por nuestra ÓRDEN, que está constituído por un COMPÁS SOBRE LA ESCUADRA, con la letra “G” radiante al centro, puesto que los Escudos antes descriptos, llevan al centro cada uno, la inicial de sus respectivas palabras Sagradas.
En forma conveniente, y circundando la superficie triangular del ARA, y en concordancia con sus ángulos, se colocan los Tres Grandes Candelabros o Focos Centelleantes de una sóla LUZ, como símbolos de las tres posiciones culminantes que marca el SOL, durante el día desde ORIENTE, MEDIO DIA Y OCCIDENTE.
Sobre el ARA aparecen también, un COJÍN  de forma triangular hecho de Terciopelo o Seda color PÚRPURA, ribeteado con un cordón de ORO que remata en tres BORLAS; una en cada esquina; bajo este COJÍN, se observa la ESPADA FLAMÍGERA, y encima del mismo COJÍN, se ven la BIBLIA, el COMPÁS y la ESCUADRA; además, las Logias legalmente constituídas, colocan también su CARTA PATENTE.
La definición Masónica que se le atribuye al ALTAR de los JURAMENTOS, consiste en que se le considera como representativo de la ETERNIDAD, del SECRETO, del MISTERIO, de lo DESCONOCIDO, de lo ABSTRACTO, y en general de todas las FUERZAS OCULTAS que existen en el Universo, como ARCANOS de la Naturaleza, además, en lo material, el ARA es emblemática de la TUMBA, o sea del SEPULCRO que recibe al hombre como el sitio propio para su DESCANSO ETERNO.
Por lo consiguiente, toda aquella persona que se inicia en la Masonería, para conocer la esencia de sus Principios y de sus Máximas en todos sus aspectos, deben marcar de una manera FIRME y SEGURA, sus primeros e inciertos pasos, porque se trata nada menos que de CRUZAR ese MAR de DUDAS, de INCERTIDUMBRES y de PREOCUPACIONES, que tanto afligen a la HUMANIDAD, ya que su MARCHA siempre lo conducirá hacia un solo fin:  el de buscar su PERFECCIONAMIENTO individual, por cuyo medio logrará alcanzar la meta de sus ANHELOS, como una sana AMBICIÓN, para llegar a descubrir la VERDAD SUPREMA, lo que seguramente conseguirá también, a base de CONSTANCIA en sus estudios, de PERSEVERANCIA en sus tareas y además, de la CONFIANZA que pueda depositar en  sus Maestros y demás hermanos que le tiendan su mano para conducirlo por el camino del BIEN.
No cabe duda que el estudio de las materias de la enseñanza Masónica, contienen un amplio desenvolvimiento científico, que nos permite buscar, a base de descubrimientos, las teorías que indudablemente encontramos en las Ciencias Naturales y Espirituales, las que por lo regular, se nos presentan en forma CONFUSA a la simple vista, y es el motivo por el cual, la MARCHA del Aprendiz, lo lleva directamente hacia lo DESCONOCIDO y lo MISTERIOSO, con el fin de obligarlo a descubrir los SECRETOS de la ETERNIDAD, así como lo que pueda existir en los de la ULTRATUMBA.
Esta es también la razón por la que notamos que la referida MARCHA del Aprendiz, se inicia en forma INCIERTA y VACILANTE, por el diáfano camino de las PENUMBRAS, aunque con la idea fija de poder llevar adelante, sus investigaciones, hasta lograr descubrir también los SECRETOS Científicos que oculta la Naturaleza en todos sus Aspectos, pero si el valor de sus esfuerzos, el poder de su buena voluntad, su amor al estudio y su apego al trabajo, le brindan los conocimientos que se requieren, para resolver los PROBLEMAS, y luchar hasta vencer los OBSTÁCULOS, que se le presenten durante su vida, es indudable que llega a determinar en forma DEFINITIVA, las nociones adquiridas, acerca de los que SON, o pueden SER, los MISTERIOS que guarda en su seno la propia NATURALEZA, hasta lograr conocer algo de ese MÁS ALLÁ, que tanto nos preocupa, que siempre nos ha causado una especie de TEMOR, o cuando menos la INQUIETUD que muchas veces invade a nuestro Espíritu, a causa de no poder explicar sus DESIGNIOS.
Es por eso que también se nos aconseja y se nos pone de manifiesto, el porqué nuestros pasos por la senda de la vida, deben ser MARCADOS sin vacilación, precisamente para que nuestra MARCHA, pueda ejecutarse con ÁNIMO y FIRMEZA, llevando como FE a la convicción, y como ESPERANZA a las VIRTUDES, pues sólo de esa manera, se logrará alcanzar la meta del PERFECCIONAMIENTO MORAL, la CALMA que necesita el ESPÍRITU, así como el adelanto INTELECTUAL, que tanto buscan las ALMAS NOBLES, cuando desean PURIFICAR sus sentimientos y FORTIFICAR su conciencia, hasta llegar a ser útiles a sus semejantes, procurando siempre, su BIENESTER Y PROGRESO.
En realidad, a eso se reduce el Simbolismo del ARA, en relación a sus enseñanzas Filosóficas, que se dan a conocer en la Primera Cámara, mismas que deben quedar grabadas en la mente de todos los INICIADOS, para propagarlas en su oportunidad, sin descanso por la superficie de la Tierra.
Ahora pasaremos a conocer, la interpretación que se le atribuye a la ESPADA FLAMÍGERA, que se observa bajo el COJÍN color púrpura que se encuentra sobre el ARA, y efectivamente, a la ESPADA, en Masonería, por lo regular no se le da la importancia que en realidad tiene en el simbolismo, sobre todo, por sus altamente instructivas enseñanzas, y aún cuando en verdad el origen y la denominación de este arma son muy remotos, se supone que dicha voz viene del Celta, del Galo o del Griego, sin embargo, la versión más aceptable que se le conoce, debido a la ortografía del nombre que se le ha dado, se sabe que las primeras designaciones que recibió, fueron las de “SPATHA”, “SPATHE”, “SPATHUS” y “SPATA”; de ahí también que en castellano se le llama ESPADA, SABLE, FLORETE, MACHETE, TRANCHETE, HUAPARRA, MORUNA, ALFANJE, CIMITARRA, YATAGÁN, GALDIO y otras denominaciones más debido a su forma; pero su estructura siempre ha sido de Hierro, Acero o Bronce de determinados temples; para nosotros los Masones, sólo existen para uso de las Logias las ESPADAS Recta y Flamígera, por lo regular esta clase de armas, consta de tres elementos principales que son: PUÑO, HOJA y VAINA.
En consecuencia la ESPADA RECTA, debe ser peculiar para todos los hermanos durante los ceremoniales, y la FLAMÍGERA, deben usarla únicamente el Venerable maestro, los dos Vigilantes y los dos Hermanos Guarda Templo; éste es el motivo por el cual, esos dos instrumentos difieren mucho en su simbolismo, puesto que son mucho más elevadas las lecciones de MORAL y FILOSOFÍA, que nos proporciona la ESPADA FLAMÍGERA, para conocer determinados preceptos Masónicos, y es también la causa por la cual, se le coloca sobre el ARA.
Sin embargo, debemos reconocer, que lamentablemente casi se ha suprimido en la mayoría de las Logias, el USO  de la ESPADA FLAMÍGERA, por cuyo motivo muy poco se conoce su verdadero Simbolismo; no obstante a que por todos conceptos, entre nosotros, es la representativa genuina del HONOR.
La ESPADA FLAMÍGERA, es de hoja en forma ONDULANTE semejando a las llamas de fuego, porque es nada menos que la Insignia del MANDO del Venerable Maestro, también es el símbolo del PODER y de la LEY, como igualmente lo es de la SEGURIDAD, por eso deben los Hermanos Vigilantes guardarla siempre a sus espaldas en sus respectivos Tronos, a la vez de que invariablemente deben usarla los Hermanos Guarda Templo Interior y Exterior.
En manos del Venerable Maestro, la ESPADA FLAMÍGERA es el símbolo radiante de la FUENTE DE LA VERDADERA CIENCIA, puesto que sus reflejos irradian innumerables destellos de sabiduría en todas direcciones, sin PUNTO FIJO de dirección, como lo hacen las llamas del fuego que se elevan hacia el INFINITO; esto indica que así también el Venerable Maestro, debe derramar sus LUCES y CONOCIMIENTOS entre todos sus Discípulos, sin distinción de mentalidades, Rangos, Origen ni posición Social, para el fin de que los Iniciados, puedan asimilar intelectualmente, todas aquellas enseñanzas, que de otro modo por sí solos nunca llegarían a adquirir o comprender, y menos llevarlas al conocimiento del Mundo Masónico o del Profano.
En consecuencia, es innegable que la ESPADA FLAMÍGERA, nos recuerda constantemente, que todos debemos propagar por los Cuatro Puntos Cardinales, la LUZ DE LA VERDAD que proclamamos, para lograr que nuestros semejantes se instruyan, bajo la acción benéfica de la Masonería, misma que resplandece y llega hasta la conciencia de los hombres progresistas, en cualquier lugar del Mundo, combatiendo al nocivo OSCURANTISMO, a la odiosa HIPOCRESÍA y a la desenfrenada AMBICIÓN, para el fin de conseguir la EMANCIPACIÓN  de los pueblos oprimidos a causa de IMPOTENCIA para lograr su LIBERTAD, por eso los principios Masónicos, no reconocen fronteras posibles, para llevar la ILUSTRACIÓN  a todas las masas populares, sin ninguna excepción de RAZAS ni CREDOS.
Otra cualidad simbólica que se le atribuye a la ESPADA FLAMÍGERA, consiste en que jamás lleva cubierta o vaina; y por lo mismo, debe permanecer ETERNAMENTE DESNUDA Y CENTELLEANTE;  esto nos indica también, que la INSTRUCCCIÓN Masónica, debe estar al alcance de todos los hombres, en cualquier momento dado, siempre expedita y sin restricción alguna, que pueda limitar su radio de acción, y de esa manera, poder impartirla a los Iniciados amantes del Estudio, del Progreso y de su afán por superarse, pues hay que tomar en consideración que estos factores conducen siempre hacia el PERFECCIONAMIENTO intelectual, y por lo mismo contribuyen al bienestar Social, y al adelanto de todo el género humano.
Por ese motivo, cuando el Venerable Maestro invita al postulante, a prestar sus JURAMENTOS ante el ARA, golpeando con el Mallete sobre la ESPADA FLAMÍGERA, le indica en forma muy CLARA que dichos juramentos, los presta en todas direcciones, puesto que tendrán que ser conocidos por todos los Masones del Mundo, quienes por todos conceptos, saben que el que falta a su PALABRA DE HONOR, o no cumple con sus deberes Masónicos, irremisiblemente queda MANCHADO PARA SIEMPRE, aquí cabe indicar que el Venerable Maestro, al terminar la ceremonia de CONSAGRACIÓN, debe colocar la punta de su ESPADA sobre el hombro derecho del Postulante, dando el PRIMER GOLPE, luego la colocará sobre la Cabeza, dando el SEGUNDO GOLPE, y finalmente la pondrá sobre el hombro izquierdo, para dar el TERCER GOLPE, con cuya acción forma el Triángulo Radiante, cuyos reflejos iluminan a la Inteligencia humana; por lo regular, tampoco esta práctica Litúrgica, se cabo en la mayoría de las Logias.
Por otra parte, la ESPADA FLAMÍGERA, que se coloca a espaldas del trono de los Hermanos vigilantes, indica que su acción de constante entendimiento intelectual entre los hermanos de sus respectivas Columnas, debe dirigirlo de una manera imparcial y equitativa, sin temor a que puedan ser traicionadas sus ideas ni sus procedimientos, siempre que estén ajustados a su más estricta JUSTICIA; y por lo que respecta a los Hermanos Guarda Templo Interior y Exterior, les hace recordar, que como símbolo de la SEGURIDAD, debe ejercer su acción o vigilancia en todas direcciones, puesto que de eso depende precisamente, la seguridad de sus Hermanos que trabajan dentro del Taller, pues hay que tomar en consideración, que la falta de DISCRECIÓN  es el enemigo común de la Humanidad, y por lo tanto, dichos Hermanos Guarda Templo, deben estar dispuestos, para defender a toda costa sus respectivos puestos, y si fuere necesario, lo harán con la ENERGÍA y RAPIDEZ, con que las LLAMAS DEL FUEGO, CONSUMEN A LA MATERIA.
Atendiendo a la forma ONDULADA  de la hoja de la ESPADA FLAMÍGERA, sus reflejos simbolizan a la CIENCIA y a la VIRTUD, que desde el ALTAR DE LOS JURAMENTOS, irradia en forma resplandeciente, las enseñanzas MORALES, FILOSÓFICAS y CIENTÍFICAS que se imparten gradualmente a los Iniciados; para el fin de no CEGAR su entendimiento, o el de quienes aún no comprenden su verdadero significado, por lo que respecta  a la esencia de sus elevados conocimientos.
El COJIN triangular de color PÚRPURA, de terciopelo o seda, representa al conjunto de FUERZAS Y FENÓMENOS cuyas causas debe investigar el Masón, puesto que es uno de sus principales DEBERES, y por lo tanto, le es obligatorio principiar a practicar, inmediatamente después de haber prestado sus JURAMENTOS ante el ARA, el referido CONJÍN es de color PÚRPURA, porque semeja al tinte de la SANGRE, misma que jamás debe derramarse entre hermanos, o bien que debe dar hasta la ÚLTIMA GOTA, cuando sea necesario DEFENDERLOS, es de Seda, porque es el material más delicado y suave, como debe ser también el CARÁCTER de todos los MASONES, y por último, el CORDÓN que lo circunda simboliza a los lazos de la UNIÓN que debe estrecharse cada vez con más amplitud entre los hermanos, y las tres BORLAS que se observan en sus ángulos, representan a la ESENCIA contenida en las TRES PREGUNTAS que aparecen en la PLANCHA TRIANGULAR, mismas que deben quedar grabadas para siempre en la MENTE y la CONCIENCIA de todos los Masones, además son de ORO, porque esta Meta es el emblema del VALOR intrínseco de las cosas, y en este caso, lo es de los JURAMENTOS que los Iniciados prestan ante el ARA.
Por lo que respecta a la BIBLIA, ya en Tema especial se ha definido su interpretación y significado, así como el motivo de su uso en Logia; por lo que únicamente agregaremos que en esta ocasión, los RECIPIENDARIOS, al prestar sus JURAMENTOS con la mano extendida sobre ella, se le conceptúa como alegórica de la VOLUNTAD DIVINA, o sean los DICTADOS DEL SER SUPREMO, en relación con el Espiritualismo Masónico que deben poseer todos los INICIADOS.
Estos son los motivos por los cuales es un requisito indispensable que los Candidatos a la INICIACIÓN emitan invariablemente su FE RELIGIOSA, como el prototipo que caracteriza a los creyentes, pues hay que notar, que de otra manera, se correría el peligro de ADMITIR en el seno de la Masonería a determinados TIPOS ESCÉPTICOS o ATEOS, pues debemos tomar en consideración que para esas personas, la VERDAD NO EXISTE porque siempre la niegan; tampoco creen en la MORAL, en las BUENAS COSTUMBRES, en la RAZÓN ni en la HONRADEZ, etc., y lo que es peor, ese mal ha venido perjudicando hondamente a la Humanidad, principalmente en los actuales tiempos, no obstante a que el ESCEPTICISMO, es la causa de los mayores DAÑOS sufridos por la JUVENTUD, que la mayoría de las veces, se convierte en un conglomerado de EGÓLATRAS, porque al final, sólo demuestran tendencias a satisfacer únicamente sus propias necesidades, o sus apetitos netamente PERSONALES.
En cambio, la Masonería conceptúa, que nada hay más TRISTE ni más DENIGRANTE que un ESCÉPTICO, puesto que en verdad, con ese sólo hecho tiende a perder su PERSONALIDAD, para dejar de ser HOMBRE, porque de esa manera es indudable que llegará a convertirse en un DESENGAÑADO de los demás, y si esa fuera la CONDUCTA y las tendencias de la mayoría de nuestros semejantes, la MARCHA y el PROGRESO Humanos, tendrían que PARALIZARSE, para después HUNDIRSE en el fango del DESORDEN y como consecuencia final, vendría el CAOS SOCIAL que todo lo DESTRUYE; por eso los Corazones JÓVENES, necesitan abrigar sus creencias, para poder PRODUCIR sus verdaderas OBRAS intelectuales, emitiendo de manera franca y sincera sus más sanas OPINIONES.
Pero también debemos tener presente, que la FE y la ESPERANZA siempre irán estrechamente UNIDAS, porque las limitaciones intelectuales o espirituales, nunca penetrarían hasta lo más profundo de los Misterios que nos rodean; y es por eso que todos los hombres, aún hasta los de MENOR ILUSTRACIÓN, llevan en su CONCIENCIA un sello de RESPONSABILIDAD MORAL Y ESPIRITUAL, que los eleva sobre los demás, y es por eso también que la FE, siempre será un DON eminentemente Humano, porque constituye asimismo, un completo VALOR SOCIAL, por ese motivo es indudable que todo el mundo necesita CREER, para distinguir y comparar lo MALO de lo BUENO, la FEALDAD de la BELLEZA, la MENTIRA de la VERDAD, lo INJUSTO de lo JUSTO, etc.
También conocemos ya la interpretación y el significado simbólico del COMPÁS y la ESCUADRA, sin embargo, ahora nos damos cuenta de que, cuando ambos instrumentos se colocan sobre el ARA, se les considera como emblemáticos de la LÓGICA y de la  RAZÓN, temas que invariablemente le sirven de base, a todas las enseñanzas Masónicas y a la vez genuinas representativas del RESORTE regulador, que orienta nuestros trabajos en Logia, y por lo mismo simbolizan también a los Faros que iluminan el camino que conduce hacia la VIRTUD y el PERFECCIONAMIENTO Humanos.
Las tres LUCES que circundan al ARA por sus vértices, son alegóricas del TALENTO, la VIRTUD y la SABIDURÍA, además representan a los tres puntos principales, que en apariencia recorre el SOL, para dar lugar al nacimiento del NUEVO DÍA, al DÍA en su PLENITUD, y al DÍA en el OCASO, o sea el momento en que invaden al Mundo, las TINIEBLAS de la NOCHE, y por último, son las representativas de las Tres Dignidades de la Logia, el Venerable Maestro y los dos Vigilantes.
En síntesis, esto es lo que puede emitirse, acerca de las enseñanzas que nos proporciona el ARA o ALTAR DE LOS JURAMENTOS y sus decoraciones, en relación con el simbolismo Masónico, mismas que deben retenerse en la mente y en la conciencia de los Masones que saben apreciar las elocuentes lecciones de MORAL, de FILOSOFÍA y demás CIENCIAS que contiene los preceptos, los Principios y las Máximas que de una manera profusa, propaga la Masonería por medio de sus Sistemas Simbólicos y Dogmáticos, que establece en su Ritualismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LA RESPETABLE LOGIA SIMBOLICA RENOVACIÓN 61 AGRADECE TUS COMENTARIOS.